Pipo fue rescatado después de ser atropellado por un coche, por suerte solamente fue un susto y Pipo enseguida se recupero.

Es un perrito joven, tamaño pequeño, obediente, alegre,… un poquito loco pero de amor.

Macho, 1-2 años aproximadamente.

¿Te animas a darle un hogar a este bellezon?